“El arte toda la vida me iluminó”

 

Alejandra Koch, una artista plástica con  gran sentido de la distinción

Por Carolina Copello

 

Alejandra tiene 55 años, es docente y profesora de historia. Sus alumnos  la adoran,  la respetan y la escuchan apasionadamente en sus clases .

Está a punto de jubilarse  para dedicarse de lleno a su pasión ,  el arte . Siempre estuvo vinculada a lo artístico , durante muchos años fue parte de un coro, hizo teatro y  es narradora literaria.

Cuando estaba cursando una materia de Historia del Arte ,algo en ella hizo que incursionara en lo que tenía que ver con el uso de sus manos para la creatividad y comenzó a perfeccionarse en vidrio.

En la actualidad la artista realiza esculturas con vitrofusión y hierro, donde plasma distintos planos de la luz a través  de las veladuras que da el vidrio y lo hace maravillosamente.

Este año expuso en el Museo Beato Angélico y en septiembre ya tiene pautadas una muestra en  Museo de Ciencias Naturales y  en el Teatro de Cámara de City Bell en el mes de noviembre.

Al referirse a las cualidades femeninas en su obra , Alejandra destacó que las mujeres a diferencia de los hombres, se  permiten  jugar “Yo entré en un mundo muy mágico a través  del arte , a veces pienso que cuando  creo se enciende en mi algo lúdico . Es muy terapeútico , muy sanador, siento que  estoy  muy centrada en el objeto y  transmito una carga emotiva fuerte” concluyó la artista.