Rola, una marca con sello platense

En la búsqueda de lo realmente auténtico y cómodo, rola invita a la mujer de la ciudad a alejarse de lo que marca estrictamente la moda. La propuesta de esta marca es experimentar con nuevas texturas, colores y formas, pero manteniendo siempre el buen gusto

 

 Por: Carolina Copello

Laura y Rosario Méndez son hermanas y las une la misma pasión: el diseño y la producción de prendas para la mujer. Rosario se recibió de diseñadora gráfica y se especializó en indumentaria en el Teatro San Martín. Juntas, tomaron cursos de imagen con Pablo Ramírez, en Espacio Buenos, y desde allí se lanzaron a la producción. A la hora de vestirse, proponen ser libres y dejar de lado los patrones estéticos que orientan la moda. Ambas, confían en que es necesario vestir lo que realmente siente bien y quede cómodo y confortable a cada mujer.

Rola, la marca de ropa creada por las hermanas Méndez, nació en el año 2000. Con el tiempo fueron aprendiendo y perfeccionando su estilo en calidad, diseño e identidad, algo muy importante a la hora de afianzar la imagen de sus productos.

-¿Cómo definirían el estilo Rola?

Nuestra identidad siempre tuvo que ver con ofrecer a las mujeres, sin importar la edad, opciones distintas, diversas. Lo que sí, buscamos mantener el buen gusto, porque trabajamos con ropa de diseño, y entendemos que el diseño no es hacer cualquier cosa jugada y ya. Para nosotras diseñar se trata de contar, de relatar con los géneros, las combinaciones, lo que el diseñador quiera expresar. Nuestras propuestas en vestuario son siempre desde diferentes enfoques y miradas, sin perder de vista la importancia de la comodidad. También buscamos que las tipologías sean innovadoras y atemporales, para que no se conviertan en moda pasajera.

-¿Cómo nació este emprendimiento?

El primer paso fue nuestro showroom de calle 32, ahí experimentamos y aprendimos mucho: producción, armado de colecciones, trato con el cliente. Fue una etapa esencial para nosotras. Estuvimos casi 3 años y después dimos el gran salto al abrir nuestra primera tienda en calle 46 entre 9 y 10 de La Plata, nuestra base, donde la cosa fue más seria. Creemos que esta fue la etapa de mayor desafío, la superamos y hace dos años abrimos una tiendita en City Bell (Cantilo entre 6 y Jorge Bell), donde a menor escala encuentran nuestra ropa, acotaba Lala mientras aconsejaba a una clienta.

-¿El proceso de diseño, producción y comercialización de las prendas lo realizan ustedes?

Nos encargamos de todo. Empezamos con la moldería que es fundamental, con

la elección de géneros. Esa es la etapa más divertida: diseñar es adorable. Buscamos texturas diferentes realizadas por nosotras o por la gente con la que trabajamos. Creemos que es importante innovar en las técnicas para el acabado de las prendas. Por ejemplo, trabajamos con muchos estampados y engomados, o todo lo que dispare el proceso de experimentación en el que estamos siempre trabajando. Quedarse en lo ya, con lo seguro no nos interesa. Lo que nos moviliza es ofrecer siempre cosas que sorprendan.

– ¿Qué buscan las mujeres cuando van al local?

Fundamentalmente buscan algo que las diferencie, que cuente algo nuevo, sin alejarse demasiado de lo que marca la tendencia. Tampoco nuestro objetivo es hacer moda, eso está en todas partes. Rola va por otro lado, y aunque a veces cuesta entender lo distinto, las clientas saben que lo que les damos es algo que va a impactar y la respuesta externa es positiva. Las asesoramos siempre porque ellas lo necesitan: les recomendamos con qué combinar las prendas, cómo encontrarle otros usos además del que vienen a buscar, y así construimos un trato súper personal y amigable.

– ¿Cómo ven a la mujer platense? ¿Es atrevida o no pude salir de un estilo?

Más allá de la mujer platense me referiría a las argentinas, aunque sin generalizar. Las mujeres son marqueras o están acostumbradas a usar subliminalmente lo que nos dicen está bien, pero ese es un grave error. Es sabido que necesitan sentirse apoyadas por un nombre, un status o una imagen. Eso es entendible, pero el diseño en la Argentina va creciendo, en todas sus áreas, las mujeres se van animando, y por eso nosotras desde Rola aportamos un poco de confianza para que se animen y se diviertan. La ropa cuenta de uno, y animarse a mostrar algo de tu ser a través de una remera, de un vestido o de un accesorio marca la diferencia. Hay que mezclar, siempre lo decimos. Se puede entremezclar algo nuevo con algo usado, con diferentes marcas y estilos. Con la indumentaria pasa lo mismo que cuando entramos a la casa de alguien, y la decoración o la ubicación de los objetos nos cuenta la historia de quien vive ahí. Lo que llevamos puesto habla de nosotras.

-¿Cuál es la tendencia de este año?

Usar se usa de todo: hippie chic, moderno, ochentoso, noventoso y lo más importante es ver las propuestas de los grandes de la moda, que se la juegan de verdad. El verano llegará aparentemente cómodo y femenino. Las topologías de las prendas alargan el talle casi como la Belle Epoque,  con recortes a la cadera que estilizan, suavizan y hacen ver una silueta lánguida. Por otro lado vuelven los oxford de mamá, se vienen los colores suaves, y también los famosos fluo .Por eso nosotras tratamos de estar en la onda, pero además buscamos que todas nuestras clientas encuentren otros colores, formas y topologías para cada cuerpo. Las mujeres tenemos que relajarnos un poco más antes de que llegue el verano, para que no nos torturen con la celulitis, y poder disfrutar de lo que realmente importa. En definitiva, lo que Rola propone a las lectoras de Dmujeres es no tomarte todo tan en  serio. Sabio consejo.