TENDENCIAS DEL MAKE-UP POR FLORENCIA ZAPARART

La reconocida maquilladora dialogó con Dmujeres y sugirió a las lectoras claves a la hora de un buen maquillaje

Por Carolina Copello

Florencia Zaparart es maquilladora profesional y hace ya varios años que trabaja en la ciudad. Recientemente inauguró su nuevo estudio, y fue allí donde nos recibió.

Zaparart tiene la virtud de poner lindas a las novias, a las chicas que cumplen 15 años y a las mujeres que necesiten concurrir a algún evento social.

Mientras charlaba con Dmujeres, buscaba las mejores bases para dar con el color exacto de la clienta que estaba atendiendo.

-¿Cree que el maquillaje es necesario en todo momento?

Sí, claro. Creo que toda mujer quiere estar linda. Para esto, antes de salir de su casa o antes de ir a un evento, un buen maquillaje es básico. Mejora notablemente la imagen, resaltando los rasgos más interesantes y ocultando lo que no quiere que se vea.

“La tendencia de estos últimos años es que menos es más, no sólo en el make-up sino también en el mundo de la moda”, añadió Florencia, mientras seguía maquillando a su clienta.

-¿Hace cuánto se dedica a esta profesión?

Yo empecé con esta profesión hace más de diez años. Con el tiempo, las demandas fueron creciendo,

cada vez más el maquillaje es tan importante como la vestimenta.

-¿Cuál es la tendencia de este año?

Se vienen los colores oscuros, los morados, los violáceos tanto en ojos como en labios.

Los ojos esfumados o los llamados “smoking eyes”, siguen en pie como el año pasado,  pero ya no con sombras negras, sino con tonos uvas. Esas tonalidades crean una imagen misteriosa y causan gran impacto. Se trata de un maquillaje atemporal y queda bien a la mayoría de las mujeres jóvenes, que son las que más lo piden.

Predomina una gran reminiscencia a los años 80 con colores fuertes y labios bien definidos.

Sobre el final de la entrevista, la maquilladora aseguró: “Magia no hago, maravillas sí” y acto seguido la clienta que había estado maquillándose, se retiró del estudio hecha una diosa.