Es posible una sonrisa perfecta

 La odontología estética, constituye  un gran aporte en los tratamientos  de blanqueamiento dentario. Cada vez son más los que eligen esta técnica porque tener una sonrisa atractiva resulta, en muchos casos, un recurso socialmente importante

Es una técnica sencilla que se puede realizar en el consultorio odontológico o por fuera de él. En el blanqueamiento dentro de la clínica se utiliza el peróxido de hidrógeno y es un tratamiento rápido. Por otra parte en un tratamiento ambulatorio se usa  peróxido de carbamida , un gel mas suave ,que hace que sea más lento su resultado. Estos productos son capaces (mediante la activación por calor y/o luz especial ) de desprender moléculas de H²O² que son capaces de “filtrarse” a través del esmalte de los dientes por los túbulos dentinarios. 

La intensidad de blanqueamiento dependerá de cada paciente, de su color particular que deberá ser estudiado por el especialista para determinar las expectativas del blanqueamiento. Es importante destacar que la mayoría de los casos responden bien, excepto aquellos pacientes que tengan sus dientes pigmentados por las tetraciclinas (colores marrones ó grises).

Hay que tener precaución en  pacientes que tengan dientes hipersensibles o retracciones gingivales, pues este tratamiento provoca una sensibilidad importante durante las primeras 24 horas posteriores, lo que se resuelve con buches de flúor neutro.

Luego de realizarse el blanqueamiento se recomienda no ingerir alimentos ni bebidas con coloración, tales como remolacha, zanahoria, tomate, vino, té, etc.