Marcela Cabutti Artista plástica / Escultora

 

Por Carolina Copello

“Yo no creo que el arte hecho por mujeres sea diferente que el hecho por los hombres, creo que lo artístico supera todo”.

La frase pertenece a Marcela Cabutti, más conocida como “Chela”, una reconocida escultora de la ciudad de La Plata que, además, es profesora de Historia del Arte de la Facultad de Bellas Artes de la UNLP.

Cabutti tiene 44 años y, entre tantas obras, en el año 2010 creó “Pasionaria” -una mega escultura que representa a la flor de la que tomó su nombre-, que fue ganadora del Premio Arnet y desde entonces se la puede apreciar en Puerto Madero.

En diálogo con Dmujertes, la artista se refirió a su próxima muestra.

-¿Cómo surgió este nuevo trabajo?

-­Esta muestra comenzó a tomar fuerza cuando apareció en mí la necesidad de no saber el resultado, no saber cuál iba a ser la imagen final. Generar esto me significó mucha adrenalina. En esta instancia no todo estuvo bajo control, trabajé desde un lugar del no saber cómo iba a terminar la obra. A la vez, siempre me atrajo el cielo y a través de una acuarela de Howard (creador de la nomenclatura para la clasificación de las nubes) fue como comencé a construir mi obra con ladrillos huecos muy pequeños.

-¿Cómo armó la obra?

-Debido a la gran cantidad de ladrillitos que necesitaba, decidí incluir ladrillos grandes para poder combinar las líneas de los chiquitos y los grandes y así poder armar piezas aisladas pero totalmente conectadas y de un tamaño que me interese. Descubrí intuitivamente cómo construir curvas con piezas geométricas, no es la perfección en sí misma, ni el brillo fascinante del cristal. También llamé a un albañil, para ver si escuchándolo podía armar las piezas de una manera diferente, y no me sirvió de mucho. No quería usar cemento ni unir definitivamente todo. Fui enhebrando como si fueran cuentas de un collar, con la idea de catenarla y tensando para construir los volúmenes más orgánicos. Algunas piezas están pegadas pero nada te hace pensar que están sujetas, y esa duda la hace frágil. Hay mucha pieza apoyada y suelta. Lo que se ve como base de apoyo de madera en realidad serán formas ovaladas y curvas de chapa cortada y pintada. Debajo de esas chapas, los ladrillos que actúan como patas van a ser huecos, bastante parecido a lo que se ve en la foto. Las gotas como lluvia de barro son de pasta de ladrillo cruda, son los excedentes del proceso de masado y mezclado. Me centré en ese límite frágil que parece muy construido y pensado, pero fue siendo construido azarosamente en el juego, ensayo, prueba y mucho error.

– ¿Y qué nombre le puso?

– El proyecto creo que se va a llamar OCTAS, que es la unidad de medida de nubosidad en el cielo.

– ¿Cuándo se inaugura?

– Se inaugura el 21 de junio en 713 Arte Contemporáneo, en Defensa 713 de la Ciudad de Buenos Aires, y fue auspiciado porla Fundación Ctibor y el Museo del Ladrillo de La Plata.