Doña Flor

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Por  Carolina Copello
En plena crisis de 2001, Muchi Mesinna (62) y Marina Villanueva (42), madre e hija respectivamente, comenzaron a exhibir sus creaciones en ferias de diseño. La marca nació como una  línea de accesorios, fue creciendo hasta convertirse en una que diseña colecciones por temporada, con su sello propio. Así nació Doña Flor, que cuenta con local propio desde el año 2004, en calle 49 N° 724, entre  9 y 10 de esta ciudad. Sus clientas fieles son mujeres con mucha personalidad y emprendedoras.Al respecto, una de las dueñas del local le comentó a Dmujeres que “las mujeres actuales buscan prendas que sean cómodas, versátiles, con estilo. Tienen  mucho poder de decisión, salen del circuito tradicional y la estética de las marcas cuando desean una prenda que las identifique y diferencie del resto”.

Consignó también que “en La Plata existe el prejuicio de la mujer muy clásica, o muy atada al look que demanda su profesión o trabajo”.

“A Doña Flor, vienen mujeres con las profesiones más diversas, abogadas y contadoras que rompieron con el ‘look trajecito’ con mucha onda y sin perder la elegancia. Son empleadas creativas e inteligentes a la hora de comprar, que saben combinar bien una prenda de diseño con sus básicos cotidianos”, precisó.

“No seguimos la tendencia, proponemos un vestidor que incluya piezas de diseño combinadas con básicos clásicos, ecléctico en cuanto a estilos y épocas, vamos por mezclar sin miedo, sin olvidar algún ítem vintage”.

Mirá el book completo de Doña Flor  ingresando acá